Cura del autismo: Imagen de Natasha Campbell

¿QUE PODEMOS APRENDER DE NATASHA CAMPBELL? LA MADRE QUE LOGRO LA CURA DEL AUTISMO DE SU HIJO

Last Updated on by Enoc Sejas

ENTREVISTA ESPECIAL CON LA DRA. NATASHA CAMPBEL-MCBRIDE, REALIZADA POR EL DR. JOSEPH MERCOLA

CURA DEL AUTISMO: Una larga y esclarecedora entrevista realizada a la Dra. Natasha Campbell-Mcbride, por parte del Dr. Joseph Mercola, un conocido médico que tiene su website extremamente activo y que siempre toca los temas más osados, transformadores y alteradores de paradigmas dentro del mundo de la medicina en los Estados Unidos con repercusiones a nivel mundial.

Sugerimos que lea completamente esta entrevista para conocer todas las actividades médicas que realiza esta valiente mujer en favor de nuestros niños y adultos con problemas relacionados al autismo.

El texto es amplio, más transformador y será dividido en tres partes.

DM: Dr. Joseph Mercola
DC: Dr. Natasha Campbell-McBride

INTRODUCCIÓN:

DM: Sean bienvenidos. soy el Dr. Mercola. Hoy estoy aquí con la Dra. Natasha Campbell-Mcbride quien nos hablará y esclarecerá un tema interesante sobre nuestros intestinos y su relación con los síndromes psicológicos. ¿Sera este realmente un tratamiento relacionado con el autismo, TDAH, dislexia, dispraxia, depresión y esquizofrenia? Bienvenida dra. Campbell.

DC: Agradecida por la invitación. Estoy encantada por estar aquí.

DM: De la misma forma, nosotros también de tenerla aquí. Podría darnos una pequeña idea sobre su formación universitaria y su práctica profesional y ¿cómo adquirió experiencia en esta área?

DC: Tengo formación en medicina, realice mi primera post-graduación cuando era una joven médica y fue en neurología. Trabaje en esa área, como neurologista y neurocirujana., por muchos años. Fue entonces que resolví formar mi familia, Mi hijo primogénito fue diagnosticado cuando tenía tres años lo que me llevo a profundizar mis estudios ya que necesitaba encontrar una solución para este problema, mi profesión no tenía nada para ofrecer para luchar contra el autismo lo que me dio una gran depresión. Entonces resolví regresar a la universidad. Fue así como completé mi segunda post-graduación en nutrición humana y aprendí muchas pero muchas cosas. Como resultado, mi hijo resulto completamente curado. No es más autista. Comenzó a vivir una vida completamente normal. Tengo una clínica en Cambridge en Inglaterra, que tiene mucho movimiento con niños y adultos con déficit del aprendizaje, desordenes neurológicos, desordenes psiquiátricos y aun con desordenes inmunológicos y problemas digestivos.

DM. ¿Cuál fue el país donde se formó profesionalmente?

DC: Soy rusa. Mi formación profesional la realice también en la propia Rusia. Ejercí mi profesión como médica neurologista en Rusia. Mas cuando me case me mude para el Reino Unido. Entonces todo ese desastre con mi primer hijo sucedió en el Reino Unido.

DM: ¿Entonces su hijo nació en el Reino Unido?

DC: Si el nació en el Reino Unido. Ahora tengo más de 20 años viviendo en el Reino Unido donde también he ejercido mi profesión.

DM: ¿Cuánto tiempo paso para que la señora adquiriese la experiencia y conocimiento para ser capaz de usar la nutrición para que su hijo supere el autismo y que pudiese ser un niño normal?

DC: Bien, muchos padres entienden y yo también, de que los niños nos dan oportunidades de aprender de ellos mismos. La curva de aprendizaje es usualmente muy rápida y sinuosa, particularmente con un niño con autismo porque cuanto más temprano el hijo comienza con el tratamiento, mejor serán los resultados. Mientras más tiempo se deja un niño con este trastorno, más difícil será sacarlo del espectro autista y los resultados también serán limitados. Cuando comenzamos el tratamiento que denomine – GAPS treatement – [Gut and Psychological Syndrome – Intestino y Síndrome Psicológica], en niños con la edad de 2,3,4 y hasta 5 años, daremos a nuestros hijos una oportunidad real para que se recuperen del autismo, del TDAH, del ADD, de la dislexia y de la dispraxia y de ese grupo enorme de niños que no se encajan en ningún rotulo de los diagnósticos convencionales.

Ellos pueden estar con niveles tenues tanto de autismo como de TDAH, dislexia y dispraxia y aun de algún otro síndrome no especificado. Existen niños con los cuales los médicos siempre están demorando, dejando las cosas para después. Piden que los padres los traigan después de seis meses para observarlos en el sentido de darles un diagnóstico más exacto. Con eso, un valioso espacio de tiempo se termina perdiendo, ya que el niño podría ser atendido ya desde un inicio.

DM: ¿Cuándo usted se graduó en medicina?, ¿cuál el año?

DC: Me gradué en 1984.

DM: Entonces somos contemporáneos. ¿Recuerda cuál era la incidencia del autismo en aquella época?, ¿era en torno de un niño para cada 10 mil o algo así?, ¿Cuál es su estimativa actual de la incidencia del autismo en los días actuales en el Reino Unido?

DC: Si era de uno en 10 mil cuando me gradué. Era una disfunción bastante rara. Aun como médica graduada, nunca me encontré con un paciente autista. Durante el tiempo de mi graduación como médica nunca tuve un paciente autista. Me enfrente con otras condiciones psiquiátricas durante mi curso en psiquiatría, más nunca con un niño o niña con estas condiciones. Para ser honesta, el primer niño autista que atendí fue mi propio hijo. Como dije, 20 años atrás, la sociedad occidental y probablemente en todo el mundo de habla inglesa, nosotros diagnosticábamos un niño con autismo por cada 10 mil.

Quince años después, fue que comenzamos a diagnosticar niños autistas y hace cinco años atrás, ya era uno en cada 150 lo que representa más o menos 40 veces el aumento de su incidencia. ahora en Gran Bretaña y en algunos países, estamos diagnosticando un niño en cada 66. Como entiendo, los números son similares en algunos estados en los EUA y en algunas áreas en países de américa. Lo mismo se da en Australia y Nueva Zelanda. Recién estuve en Hungría y allí la incidencia no esta tan alta, mas está llegando cerca de un niño por cada 150.

DM: Es un dramático aumento. Básicamente 50 veces desde el tiempo que comenzamos a actuar como médicos. ¿Llego usted a alguna conclusión dentro su comprensión y sus creencias de cual podría ser la contribución primaria para este aumento dramático?

DC: Con seguridad, no tengo ninguna duda de que estos niños nacen con sus cerebros perfectamente normales, así como sus órganos sensoriales e indudablemente tienen todas sus funciones normales. Lo que ocurre con ellos es una anormalidad intestinal y esta es mi absoluta creencia. Es esto que el síndrome de intestino y psicología describe. El propio nombre de este síndrome ya establece una conexión directa entre el funcionamiento del sistema digestivo y el funcionamiento cerebral. ¿Mas, que ocurre con estos niños? ellos no desenvuelven una flora intestinal normal en el propio nacimiento, desde el inicio de sus vidas. La flora intestinal es una parte extremamente importante en el normal funcionamiento del cuerpo humano.

Investigaciones recientes en Escandinavia mostraron que el 90% de todas las células y todo material genético en el cuerpo humano es nuestra propia flora intestinal. Nosotros somos como una concha. Somos solamente 10% de nuestra totalidad. somos un ecosistema, un hábitat, para esta masa de microorganismos dentro de nosotros. Ignorarlos nos coloca en un gran peligro. Lo que ocurre con estos niños es que desarrollan una flora intestinal completamente anormal desde el comienzo de sus vidas. Como resultado, su sistema digestivo en vez de ser una fuente de nutrición se torna la mayor fuente de toxicidad. Los microorganismos patogénicos dentro de sus tractos digestivos dañan la integridad de sus paredes intestinales. Así, todo tipo de toxinas y microbios inundan la corriente sanguínea del niño para finalmente llegar a sus cerebros. Eso normalmente ocurre en el segundo año de vida de los niños o niñas que fueron amamantados por la leche materna la cual da protección contra esta flora intestinal anormal.

En los niños que no fueron criados con la leche materna, veo los síntomas de autismo presentarse ya en el primer año de vida. Por eso la alimentación con la leche materna es crucial para proteger estos niños. Entonces ellos nacen con sus cerebros normales, sus ojos, oídos, tacto, papilas gustativas, todos normales. Todos los órganos sensoriales traen para nosotros las informaciones colectadas en el ambiente. Si observamos a nuestros niños, ellos están atentos a todo. Ellos escuchan todo y tocan todas las cosas. ¿Que están haciendo? Colectando informaciones del ambiente en que están y las informaciones que llegan a través de sus órganos sensoriales sao pasadas al cerebro para ser procesadas. Así, que el cerebro procesa esta información, el niño aprende, Este es el padre y esta es la madre. Esto es un juguete. Voy a jugar con este juguete de esta manera. No hago nada con este juguete. Estas personas a mi alrededor, yo me comunico con ellas de esta manera. Por otro lado, ¿qué pasa con los niños que tienen el síndrome GAPS? En razón de este rio de toxicidad viniendo de sus intestinos, y yendo en dirección al cerebro del niño, hace que este quede inundado con estos tóxicos y así él no consigue procesar la información sensorial.

Esta información se transforma en una masa sin sentido, como un ruido en el cerebro de niño y de ese ruido él no consigue aprender nada. El niño no consigue descifrar nada útil. Es por eso por lo que ellos no aprenden a comunicarse. Ellos no aprenden a entender el lenguaje, como emplearlo, como desenvolver todos los comportamientos instintivos naturales y darse cuenta del comportamiento que los niños neurotípicos desenvuelven. El segundo año es crucial en la maduración del cerebro del bebe. En cuanto a las habilidades de comunicación, los comportamientos instintivos, las habilidades para jugar y los comportamientos para la defensa se desenvuelven. Si el cerebro del niño lleno de toxicidad, falla en esta ventana de aprendizaje, comienza a desenvolver el autismo dependiendo tanto de la mescla de toxinas, así como de cuál es el estado de toda su condición en relación a su flora intestinal anormal.

El niño o niña puede presentar esta condición como un conjunto de síntomas que se pueden adecuar a un diagnóstico de autismo o de otra gama de síntomas que pueden ser percibidos como un típico déficit de atención con hiperactividad o hasta puede pasar por una dislexia, dispraxia y desorden obsesiva convulsiva o algún otro desorden. Más creo que en la mayoría de los casos, en torno del 80% de estos niños, tienen una mescla de síntomas que no se encuadran en ningún tipo específico de diagnóstico. Estos son los niños que pierden años muy importantes en el inicio de sus vidas que podrían ser en la realidad auxiliados.

DM: Esta es una observación interesante. Estoy seguro de que eso aporta una oportunidad fenomenal para tener una intervención terapéutica que pueda hacer la diferencia. La pregunta central que tengo y que estoy un poco confuso es porque siendo la flora intestinal que provoca eso, debe a ver alguna razón que haya causado ese cambio en los últimos treinta años, a menos que haya ocurrido alguna alteración espontanea para una flora diferente. Sin embargo, algo está llevando a que organismos diferentes contribuyan para esta enfermedad como el autismo. ¿Cuál es su opinión en cuanto a las variables y factores que están contribuyendo para este cambio que lleva a los pacientes a este síndrome [GAP síndrome]?

DC: ¡Claro! Es una óptima pregunta. La epidemia del autismo y del TDH, aparte de la dislexia y dispraxia – estamos empleando la expresión ‘epidemia’  aquí a pesar del hecho de que esta es clásicamente usada para enfermedades infecciosas- tiene un origen. Así, estamos usando epidemia de autismo debido a que, sin duda, estamos viviendo una situación epidémica con este síndrome. La epidemia oculta que genera todas esas condiciones y también de otros síndromes es una epidemia de anormalidades en la flora intestinal. Voy a explicar cómo eso ocurre. Desde siempre, el conocimiento científico reconoce que él bebe dentro del útero materno, durante los nueve meses, es estéril. O sea, el intestino del bebe también es estéril.

Entonces, ¿cuándo él bebe adquiere su flora intestinal? En el momento del nacimiento, cuando él va a través de la cavidad vaginal de su madre. Así, todo lo que está vivo en el canal vaginal de la madre, en la vagina materna, se torna la flora intestinal del bebe. ¿entonces que vive en la vagina materna? Esta es el área más rica en vida del cuerpo de la mujer. Su flora vaginal viene de su aparato digestivo. Así, si la madre tiene una flora intestinal anormal, tendrá consecuentemente una flora vaginal anormal en su canal de nacimiento. Los padres no son la excepción en razón de que ellos también tienen su flora intestinal y ella puebla sus partes sexuales. Comparten con la madre esta flora de una forma común. En mi clínica, lo que primero busco antes de todo, es hablar sobre el niño. Siempre coleto la historia de la madre, del padre y de los abuelos del niño. Lo que tengo detectado es que estamos teniendo una epidemia creciente y profunda de anormalidades en la flora intestinal que se inició a partir de la Segunda Guerra Mundial cuando los antibióticos fueron descubiertos. Cada uso de los antibióticos de amplio espectro elimina algunas especies de microbios en el intestino y deja a los microbios dañinos incontrolados.

En un sistema digestivo normal y saludable con una flora intestinal normal y saludable, las especies de microbios benéficos predominan y son llamados probióticos. Tenemos entonces bacterias probióticas, así como virus y fermentos, aparte de vermes y protozoarios benéficos. Sin embargo, los antibióticos fuertes eliminan las bacterias benéficas. Paralelamente con los microorganismos benéficos en un sistema saludable, los científicos detectaron millares de diferentes especies de microorganismo que pueden causar alguna enfermedad [bacterias, virus, hongos y otros microorganismos]. Mas, entretanto los buenos predominen sobre los malos en nuestros intestinos, ellos controlaran todos los patógenos y no permiten que estos causen problemas. Ellos los dejan en pequeñas colonias y no permiten que estas proliferen. Cada uso de los antibióticos elimina las bacterias benéficas y da un espacio de oportunidad para que los patogénicos proliferen, crezcan de una forma incontrolable y ocupen nuevos espacios en los intestinos. La flora benéfica se recupera en los intestinos, más ellas precisan de dos semanas a tres meses para recuperarse. Esta es la ventana de oportunidad para que varios patógenos se expandan.

Lo que yo veo en las familias de niños autistas en particular es que la madre tiene su flora intestinal 100% anormal y presenta diferentes problemas de salud relacionados a eso. Y cuando investigo sobre sus abuelas maternas, detecto que tienen también su flora intestinal anormal más de forma más suave debido al poco uso de antibióticos que ella recibió antes de haber tenido a su hija, ahora madre de un niño autista. Entonces al tener su hija ya le paso alguna de esta flora anormal en el parto. Mujeres que están teniendo sus hijos ahora, nacieron en los años 50, 60 y 70 las cuales fueron niñas en esos tiempos – época en que amamantar estaba fuera de moda. Y este fue el tiempo en que las formuladas surgieron en el mercado [nt.: recuerden la corporación Nestlé como una grande manipuladora de ese tiempo, hasta la creación de las maternidades con la separación de la madre y el hijo y el uso de la leche Nan] en esos tiempos fue aconsejados a las jóvenes madres a no amamantar y que no habría necesidad de eso nunca más. Ahora la gente sabe y conoce las consecuencias que trajo todo ese movimiento. Ahora sabemos que bebes amamantados desarrollan una flora intestinal completamente diferente de aquellas que se criaron con mamaderas. Ambas acabaron desarrollando floras intestinales anormales que más tarde las dejaron predispuestas alergias, eczemas y dificultades del aprendizaje y varios otros desordenes.

Lo que yo descubrí es que las madres de niños autistas que nacieron en esos tiempos, cuando esas fórmulas de leche infantil recién llegaron, un gran porcentaje de ellas no fueron amamantadas. Así, esas mujeres adquirieron una flora intestinal levemente anormal de sus madres al momento de nacer y así la anormalidad intestinal se profundizo aún más al momento de estas tener sus hijos los cuales para empeorar las cosas recibieron aún más antibióticos. Desde entonces los antibióticos fueron recetados particularmente en los años 50 y 60, ellos fueron recetados para cualquier enfermedad por muy común que esta sea, como una tos o un estornudo. Los antibióticos realmente fueron muy usados y en cada una de estas super medicaciones, las anormalidades en la flora intestinal se agravaron, agravando también la salud de estas jóvenes mujeres. Entonces en las edades de 15, 16 años les fueron administrada las píldoras anticonceptivas. Las cuales tuvieron un efecto devastador sobre la flora intestinal.

Hoy en día, las mujeres están ingiriendo estas píldoras por un buen espacio de tiempo antes de volverse aptas para formar sus familias. A eso, se le puede sumar el surgimiento de la comida chatarra y todos los carbohidratos procesados que las personas están consumiendo actualmente. Estos tipos de comida son prácticamente el alimento fundamental para los patógenos del sistema digestivos permitiendo así que estos se multipliquen. Muchos de estos factores modernos criaron toda una procesión de jóvenes mujeres en el mundo moderno que disponen de una flora intestinal profundamente anormal en el tiempo en que ellas están aptar para tener sus primeros hijos. Es esta flora intestinal anormal que ellas están pasando a través de si para sus hijos. Así, estos bebes adquieren su flora intestinal anormal desde el comienzo. Para complementar este cuadro él bebe tiene factores inmunológicos en su sangre, y este desenvuelve condiciones contra sus propias floras intestinales para protegerlos. Estos factores inmunológicos están en la leche materna. Entonces si él bebe es amamantado, a pesar del hecho de haber adquirido la flora intestinal anormal de su madre, tendrá alguna protección.

Sin embargo. así, que el amamantamiento es interrumpido esta protección también se rompe. Este es el tiempo en el que las anormalidades en la flora intestinal realmente florecen. Es cuando el niño comienza a deslizarse hacia el autismo, al TDAH, TDA o para algún otro desorden del aprendizaje o problema físico como la diabetes tipo 1. De la misma forma, puede ser la enfermedad celiaca, una condición autoinmune u otra situación como asma, eczema y otros problemas físicos. Es de allí que esta epidemia surge. Infelizmente, la predicción puede estar en lo que observamos lo que pasa en nuestro mundo moderno, ya que todo aquello que torna a la flora intestinal anormal en la población, está volviéndose cada vez más fuerte. Esos factores no están presentando ningún debilitamiento. Entonces las nuevas generaciones de jóvenes mujeres que están próximas a tener hijos, están presentando la peor flora intestinal. De esta manera la proporción de niños con síndromes GAPS que están naciendo de estas madres, está creciendo en nuestra población. Nuestras autoridades necesitan entender eso, para diseñar un plan de contención de estas anormalidades.

Fuente

A Special Interview with Dr. Natasha Campbell-McBride
By Dr. Mercola.

Want to get more content like this for free?

Sign up to receive our content by email.

Email registered successfully
Oops! Invalid email, please check if the email is correct.

Say what's in your mind