Autismo infantil, uno en 45 en NJ y la media general de uno en 68 en los EE. UU.

UNO EN 45… NÚMEROS DEL AUTISMO INFANTIL

Last Updated on by Enoc Sejas

Los números del autismo infantil alcanzaron cifras escalofriantes en Estados Unidos y el mundo en general. De acuerdo con los organismos de salud norteamericano, el estado más afectado es Nueva Jersey el cual presenta un promedio de 1 niño autista por cada 45, dicho estudio fue realizado en 11 comunidades diferentes de los Estados Unidos en niños de 8 años de edad.

Este estudio de prevalencia del autismo infantil, señala que la media de los 11 lugares da un promedio de 14,7 en 1000 [uno en 68]. Este dato fue homologado por la Organización Mundial de la Salud [OMS] a nivel mundial, mientras no se publiquen otros estudios que indiquen lo contrario.

¿Cómo es que una enfermedad que no es contagiosa, como el autismo, pudo propagarse por todo el mundo? Tendrá razón D. Trump al afirmar que las vacunas causan problemas en el organismo de los niños/as, cuyos síntomas se encajan dentro del Trastorno del Espectro Autista  [TEA].

AUTISMO INFANTIL; UNA BREVE HISTORIA

Se presume que el autismo existe desde los inicios de la raza humana, esta fue descrita por primera vez, por el medico austriaco, Leo Kanner [1894-1981], en el año 1943, Kanner trabajaba en esos tiempos en el Hospital Estadual de Yankton, Dakota del Sur, Estados Unidos.

Kanner realizo sus investigaciones en 11 pacientes [8 hombres y tres mujeres], que habían sido diagnosticados como esquizofrénicos anteriormente. Todos eran diferentes: algunos dominaban el lenguaje verbal, otros eran completamente mudos, más todos eran social y lenguisticamente deficientes, aspecto considerado principal por Kanner, denominando esta patología cerebral como Autismo Infantil, trabajo publicado en su afamado articulo Disturbios Autistas de Contacto Afectivo publicado en 1943.

Desde el entonces el diagnóstico del autismo fue tornándose más popular e inclusivo, finalmente, en 1980, fue reconocida oficialmente como una enfermedad mental por la Asociación Americana de Psiquiatría [APA] en la publicación del Manual Diagnostico y Estadístico de los Trastornos Mentales [DSM] en su tercera actualización, bajo el nombre de Trastorno Difuso del Desenvolvimiento [TID].

El DSM en su cuarta edición, definía al autismo como un grupo de anomalías cerebrales denominadas Trastornos del Espectro Autista [TEA] dividido en cinco trastornos, algunas veces llamados los trastornos generalizados del desarrollo [TGD]: Trastorno autista [autismo clásico o de Kanner], Trastorno de Asperger [síndrome de Asperger], trastorno generalizado del desarrollo no especificado [TGD-NE], trastorno de Rett y el trastorno desintegrativo infantil [CDD, por sus siglas en inglés].

Prevalecencia del autismo infantil en los Estados Unidos
Datos de prevalencia del autismo en USA,  era en 2014 de uno en 68 como media general y uno en 45 en Nueva Jersey, el estado más afectado con esta patologia / ACP

El DSM V, publicado en 2013, dejo fuera de los TEA al síndrome de Rett, esta patología a diferencia de otras, afecta casi exclusivamente a mujeres, las niñas afectadas se desarrollan normalmente durante 6 a 18 meses antes de que comiencen a aparecer síntomas de regresión similares al autismo. También el termino autismo infantil, fue eliminado, ya que el autismo permanece la vida entera y no solo en la niñez.

Como dato anecdótico, en 1980, año que se reconocía el autismo como enfermedad, bajo el rotulo Trastorno Difuso del Desenvolvimiento [TID], el movimiento gay asestaba un duro golpe a la Psiquiatría como ciencia, al conseguir que el homosexualismo fuese retirado del DSM III, antes considerado una enfermedad mental por la AAP.

Actualmente el termino autista, paso a ser más inclusivo, en parte gracias al trabajo incesante de profesionales de la salud mental que tenían hijos autistas, como Lorna Wing, Bernard Rimland y muchos otros. El termino espectro se refiere a la amplia gama de síntomas, habilidades y niveles de deterioro o discapacidad que pueden tener los niños con TEA, algunos niños padecen de un deterioro leve mientras que otros están gravemente discapacitados.

UNO EN 45… ¿VIVIMOS UNA EPIDEMIA DE AUTISMO INFANTIL?

El día 9 de febrero de 2015, en su discurso delante del congreso americano, Dan Burton, diputado por Indiana, dijo:

Por lo menos el 50% del conservante timerosal es etil-mercurio. A medida que nuestros niños pasaron a recibir cada vez más vacunas, actualmente más de 30 antes de comenzar el primer año escolar, la incidencia de disturbios neurológicos, autismo y otros problemas mentales infantiles creció dramáticamente. Antes, de acuerdo con el Centro de Control de Enfermedades, una en cada 10 mil niños era autista. Actualmente, ese número creció para 150. No hay duda que estamos frente a una epidemia de autismo.

D. Burton, ex diputado de Indiana en 2005 y el actual presidente de los Estados Unidos D. Trump, creen que las vacunas estan por detras de los casos de autismo infantil
D. Burton ex diputado de Indiana en 2005 y el actual presidente de los Estados Unidos D. Trump, creen que las vacunas estan por detras de los casos de autismo. / ACP

En esos tiempos el Diputado Dan Burton de Indiana, que tiene un nieto autista lideraba un fuerte grupo antivacunas de personas famosas que tenían algún hijo o pariente con algún grado del espectro autistas.

El informe que hacía referencia Burton, es el informe presentado por el estado de California en 1999, este documento registraba un aumento extraordinario del número de casos con autismo que recibieron ayuda del gobierno entre los años 1987 a 1998.

Al respecto R. Grinker, antropólogo, profesor de la universidad G. Washington y padre de Isabel, una niña autista, comenta en su libro Unstrange Minds lo siguiente:

¿Entonces, como los epidemiologistas contaban el autismo en el pasado? En las décadas de 1960 y 1970, los investigadores en la mayoría de las veces estudiaban datos administrativos. Ellos visitaban hospitales y clínicas y examinaban registros médicos para determinar el número de casos de autismo, entonces considerada una enfermedad rara. Esa metodología resultaba en tasas de prevalencia muy bajas, debido a que el diagnostico Autismo era poco común, aunque los síntomas no lo fuesen. Con una enfermedad como el autismo, la investigación necesita ser realizada, como mínimo, en clínicas especializadas o en los centros públicos de asistencia especial. Esos centros fueron establecidos en los Estados Unidos en 1992, conforme lo mandaba la ley a través del Acta de Educación para Individuos con Deficiencia [1991]. Antes de eso, los científicos procuraban los registros de personas diagnosticadas con autismo que buscaban servicios médicos de terapia ocupacional, médica o fonoaudiológica. Está claro, que esa metodología solo contaba los casos de los cuales los clínicos ya tenían conocimiento – en general los más graves.

Actualmente, hay una conciencia mayor de lo que llamamos autismo es un espectro y hay más servicios disponibles y más personas usando esos servicios. En consecuencia, los registros ofrecen una indicación más precisa del número de autistas, detectando desde los casos más graves a los más funcionales.

Los investigadores actuales, usan un abordaje de tres etapas para contar los casos dentro del espectro autista, estas nuevas herramientas han sido capaces de detectar más casos en la población norteamericana.

En primer lugar, los investigadores piden a los directores de escuelas comunes y especiales, también a profesionales en salud que identifiquen casos posibles de autismo, luego examinan aquellos posibles casos en los centros nacionales o locales, esos datos son enviados al Departamento de Educación, lo cual es una referencia del número de personas que recibieron atención especial en el año anterior. Grinker señala que el autismo no era una enfermedad oficial para el Departamento de Educación de los Estados Unidos hasta el año escolar 1991/92, antes de ese año niños autistas eran identificados con los términos de retardo mental o múltiples deficiencias. Eso no quiere decir que había menos niños autistas antes de 1991.

En la segunda etapa, padres y profesores llenan cuestionarios padronizados como el Cuestionario de Clasificación del Autismo [ASQ, por sus siglas en inglés], cuestionario de clasificación del síndrome de Asperger [ASSQ]. Esos cuestionarios fueron profundamente estudiados para asegurar que diferentes investigadores que los usasen llegasen a la misma conclusión.

La tercera etapa, es realizada por diagnosticadores especialmente formados en esa patología para entrevistar e identificar los casos anteriormente indicados, ellos usan para ese fin otro cuestionario denominado Programa de Observación Diagnostica del Autismo [ADOS] y Entrevista para el Diagnostico del autismo [ADI].

Ese método de tres etapas utilizado en los días de hoy en los Estados Unidos, una época en la que la sociedad tiene una mayor conciencia sobre esta temática y en la cual el diagnostico de dicha patología neurológica fue ampliada para incluir una variedad de personas diferentes que se encajan en el espectro autista, indican un número mucho mayor de casos de autismo de lo que estudios más antiguos acostumbraban mostrar, concluye R. Grinker.

El último informe sobre la prevalencia del autismo, realizado por Centros de Prevención y Control de Enfermedades [CDC, por sus siglas en inglés] de los Estado Unidos en 2010 y publicado en 2014, menciona que el estudio se realizó en 11 lugares diferentes de dicho país, se analizó los datos de un total de 363.749,00 niños con una edad media de 8 años, ese número de niños representa el 9% de la población total de los Estados Unidos de niños en esa edad en el 2010.

Dicho informe señala que la media general de los 11 lugares estudiados es de 14,7 por 1000 [1 en 68] vale decir un niño autista por cada 68 niños en la edad de 8 años.

EL informe también señala que existen diferencias significativas de un estado para otro, siendo los extremos Alabama con una prevalencia de 5,7 y en el otro extremo New Jersey con una prevalencia de 21,9 [1 niño autista por cada 45]. En el video abajo la psicologa infantil Mayra Gaiato explica las razones diferentes que pueden estar por detras los casos de autismo.

En relación al sexo, menciona que la media de los 11 sitios estudiados es de 23,7 por 1000 [uno en 42] en varones y de 5,3 por 1000 [una en 189] mujeres, confirmando una vez más, que el espectro autista se presenta mayoritariamente en varones que en mujeres.

Otro aspecto importante, que señalan los CDC, es que la cantidad de niños evaluadas en las 11 comunidades diferentes no constituyen una muestra representativa de la población total de los Estados Unidos para esa edad y por lo tanto ese resultado no puede ser generalizado para todo el país. Además, menciona que existen diferencias significativas en cada comunidad estudiada, esto en relación al sexo, raza/etnia y nivel de habilidad intelectual.

COMENTARIOS FINALES

Al analizar los datos arriba mencionados, podemos deducir que el número real de personas que están dentro del espectro autista, puede ser mayor aun, ya que el estudio de los CDC se limita a los casos registrados en el sistema de salud pública y que recibieron alguna ayuda del gobierno, sin embargo, pueden existir aun algunos casos de personas que aún no fueron diagnosticadas y que no tienen acceso a los servicios de educación especial.

Otro dato interesante es la declaración pública que realizo el Dr. W. Thompson [ex investigador de los CDC], donde menciona sentirse arrepentido de haber omitido datos, que relacionan significativamente el riesgo de presentar síntomas del TEA, en la población afro-americana como consecuencia de haber recibido las vacunas obligadas por el sistema de salud norteamericano. Estudio realizado en el 2004.

También estan las declaraciones públicas del presidente de los Estados Unidos, Donald Trump, quien afirmas que las vacunas están por detrás de muchos casos de autismo. Afirmación que mantiene desde antes de ser inclusive candidato a la presidencia de los Estado Unidos. Al respecto Daniel Comin, moderador del conocido site Autismo Diario, menciona que esposible que los agroquímicos usados en la agricultura sean los mas perjudiciales y las corporaciones dedicadas a este negocio agricola,puede que financien algunos grupos antivacunas, manteniendo el foco de la sociedad en estas y no estudiando los agrotoxicos más a fondo tratando de determinar sus verdaderos efectos en esta patologia neurologica, autismo.

Apreciado lector, no esta demas pedirle que comparta esta información en sus midias sociales, abrasos.

REFERENCIAS

Centro para el Control y Prevención Enfermedades. 2014. Prevalence of Autism Spectrum Disorder  Among Children Aged 8 Years — Autism and Developmental Disabilities Monitoring Network,  11 Sites, United States, 2010.

Wikipedia. Epidemiology of Autism.                                                         https://en.wikipedia.org/wiki/Epidemiology_of_autism. accesada en 28/01/2017.

Leo Kanner. 1943. Autistic disturbances of Affective Contact. https://simonsfoundation.s3.amazonaws.com/share/071207-leo-kanner-autistic-affective-contact.pdf. accesada en 29/01/2017

Manual Diagnostico y Estadístico de los Trastornos Mentales. 2013.         http://c026204.cdn.sapo.io/1/c026204/cld-file/1426522730/6d77c9965e17b15/b37dfc58aad8cd477904b9bb2ba8a75b/obaudoeducador/2015/DSM%20V.pdf

R. Grinker. 2007. Unstrange Minds.

Want to get more content like this for free?

Sign up to receive our content by email.

Email registered successfully
Oops! Invalid email, please check if the email is correct.

Say what's in your mind