Medicar-niño con tea: imagen de niña descontrolada

10 REFLEXIONES QUE TODO PADRE DEBE HACER ANTES DE MEDICAR SU NIÑO CON TEA

Last Updated on by Enoc Sejas

MEDICAR NUESTRO NIÑO CON TEA, no es una decisión fácil, esta tiene que ser una desición conjunta entre nosotros los padres y el medico de nuestro niño.

A veces, la búsqueda de información sobre una enfermedad que aún no tiene cura, como el autismo, suele envolvernos en consejos confusos y contradictorios, opiniones sin sustento real que por lo común nos dejan aún más confundidos.


El miedo a los efectos colaterales de fármacos que originalmente no eran para el autismo como el Risperdal y la falta de conocimientos reales sobre esta temática, a veces nos lleva a tomar decisiones radicales.

Por lo común estas decisiones, significan eliminar por completo el uso de fármacos en la medicación de nuestros niños.

Esto a su vez, puede eliminar la posibilidad de usar otros medicamentos que sí podrían a ayudar a calmar ciertos síntomas como convulsiones, trastornos del sueño, etc.

¿Al final que necesitamos saber sobre el autismo, para elegir un medicamento en el caso que sea necesario?

En las siguientes líneas, trataremos de responder las dudas más comunes.

1.- ¿Existe algún medicamento para el tratamiento del TEA?

La respuesta es bien simple: NO.

Hasta los días de hoy, no hay ningún medicamento que revierta los sintomas del autismo, o sea, capaz de hacer que las dificultades del paciente desaparezcan.

Más eso no quiere decir que no haya beneficio alguno en medicar nuestro niño con tea en algunos casos específicos.

Aunque no traten el autismo en sí, los medicamentos pueden ayudar mucho y en diversas situaciones.

Por ejemplo, mejorando la calidad de vida del niño con tea y de su familia, disminuyendo algún malestar o, por otro lado, favoreciendo el desarrollo de alguna habilidad o el aprendizaje en general.

2.- ¿En qué situacion es indicado medicar un niño con TEA?

Los medicamentos pueden controlar condiciones que están presentes en algunos casos, como convulsiones, disturbios graves del sueño, algún tipo de tic nervioso, comorbidades psiquiátricas [ansiedad, depresión, irritabilidad extrema y otros].

Shannon Des Roches Rosa, co-editora de la Guía de Personas que Piensan para el Autismo.

Dice que “hizo absolutamente de todo” para luchar con el comportamiento violento de su hijo autista, Leo, incluyendo un análisis comportamental funcional para intentar identificar sus “gatillos” y modificar su ambiente.

Más a los 8 años con Leo quebrando pantallas de TV con el puño lo que representa un peligro para los miembros de la familia y para sí mismo.

Rosa sintió que no tenía elección y que debía medicarlo, intento con diferentes fármacos hasta encontrar el remedio adecuado.

Intento primero con Abilify, un antipsicótico usado para reducir la irritabilidad y la agresividad.

Risperdal y Abilify, son los únicos medicamentos aprobados por la FDA para el tratamiento de personas autistas en los EEUU.

Mas cuando uso Abilify , éste, hizo alterar a Leo y ponerlo más ansioso y agresivo, entonces Rosa suspendió la medicación.

Ella espero que ese medicamento fuera completamente evacuado del cuerpo de Leo, antes de intentar con Risperdal.

En ese momento estaba muy desanimada, comenta Rosa, más el Risperdal hizo sus efectos conforme las recomendaciones.

De repente, Leo, logro calmarse y sentirse confortable nuevamente logrando mantener el control sobre sus impulsos.

2.1.- ¿Que síntomas calman los medicamentos en los niños con TEA?

Por ejemplo, cuando la agitación excesiva no permite que el niño mantenga la concentración en alguna actividad.

Recordemos que el modo en que las diversas áreas del cerebro se comunican es bien diferente en niños autistas.

Muchas veces el procesamiento de información en el cerebro de un niño con tea es un sistema sobrecargado y caótico, inundado por la información externa [sin un filtro que permita separar lo que es importante de lo que no] y por estímulos sensoriales que llegan en una amplitud mucho mayor [o mucho menor] de lo que deberían.

Esa información desorganizada, aparte de generar comportamientos mal adaptados, puede hacer que la asimilación de datos relevantes, como la interacción con otras personas y la elaboración de respuestas al ambiente queden perjudicadas.

Por otro lado, la regulación de los estímulos por algún medicamento determinado puede ayudar a tornar ese proceso más organizado.

Entonces, el paciente se vuelve más disponible para aprender, resultando inclusive en un mejor aprovechamiento de las terapias.

3.- ¿Se debe medicar a todos los niños con TEA?

No, no todos los niños autistas se benefician de los tratamientos medicamentosos.

Muchas veces las estrategias aplicadas al momento de realizar una terapia [Juegos, dibujos, equino terapia, etc] consiguen estructurar un ambiente organizado de tal forma que proporciona un ambiente adecuado para que el niño pueda desenvolverse.

Lo ideal es siempre usar aquellas herramientas en todos los ambientes que el niño frecuenta antes de considerar la medicación.

También es importante tomar en cuenta, que los desafíos van cambiando a lo largo del desarrollo de la vida.

Un determinado niño puede necesitar hacer uso de la medicación durante la educación infantil, por ejemplo y no necesitar más de ella después de desenvolver las habilidades básicas.

Por otro lado, alguien que nunca necesito de medicamentos en la infancia pueda tener problemas más serios con la ansiedad en la adolescencia, hasta el punto de necesitar ser medicado.

Se sobreentiende que, cada caso es un caso diferente.

Más la misma persona puede pasar por fases bien diferentes a lo largo de la vida.

4.- ¿Cuál es el mejor remedio para el TEA?

Entonces…todos saben que no existe una persona autista igual a otra.

Cada una tiene sus particularidades, tanto orgánicas [metabolismo, alergias…] como ambientales [estilo de vida, estructura familiar y social…].

Todo eso interfiere en la elección y continuidad de un tratamiento basado en medicamentos.

Es natural que los padres intercambien información entre sí, de lo que funciono o no en sus hijos.

El problema es que, con frecuencia influenciados por esos relatos, muchos padres llegan a la consulta con ideas bien definidas de lo que quieren o no.

Solo que las cosas no funcionan de ese modo… no existe el mejor medicamento.

Cuales son los medicamentos para tratar sintomas del autismo, aprobados por la Food and Drugs Agency de los Estados Unidos.

Existen diversas opciones y cuando haya necesidad, el medico intentara elegir conjuntamente con la familia lo que mejor se encaje para determinado paciente.

5.- ¿Cuáles son los efectos colaterales de los fármacos en los niños con tea?

De la misma forma que existen diferentes medicamentos que pueden ser usados, los efectos colaterales de estos también varían.

Estos varían no solo de acuerdo con la sustancia utilizada, más, también debido a las características de cada paciente.

Por lo general, los efectos colaterales ocurren durante el inicio del tratamiento y tienden a mejorar después de los primeros días de uso.

Los efectos más comunes son alteraciones en el apetito y el sueño, también pueden ocurrir, malestares como dolor de cabeza o estómago.

El Risperdal, puede causar GINECOMASTIA  en pacientes varones, motivo por el cual Jhonson & Jhonson, propietaria de ese medicamento ha tenido que pagar indemnizaciónes millonarias a pacientes autistas en los Estados Unidos.

Por otro lado, al medicar nuestros niños con autismo, estos pueden presentar efectos específicos, que pueden ser orientados y monitoreados por su médico.

6.- Que hacer, cuando al medicar nuestro niño con TEA, este queda «dopado»

Ningún tratamiento tiene la finalidad de dejar algún paciente en estado apático o insconciente.

Si un niño queda letárgico, incapaz de expresar sus reacciones normalmente, algo esta errado y debe procurarse su reanimación inmediatamente.

7.- Miedo de tomar la decisión errada y perjudicar a mi hijo

Quizá esta sea el principal sentimiento que estremece nuestra experiencia como padres, el miedo de fallar en nuestras decisiones.

La decisión de medicar su nene con tea, solo debe ser tomada si fuese detectada una anomalía que justifique aquella decisión.

Siempre consideramos la relación riesgo-beneficio en el uso de cualquier medicina, aunque esta sea una simple crema solar.

Mas, muchas veces, solo podremos apreciar la real dimensión del beneficio, solo cuando este esté en uso.

Entonces, el punto principal de esta cuestión es tener confianza en el medico que está tratando al niño, este va a monitorear los efectos a cada paso del tratamiento y realizar los ajuste y alteraciones que sean necesarios.

Aparte de eso la decisión de usar un medicamento es importante, más no irreversible.

Si la evolución no es satisfactoria, el tratamiento debe ser suspendido.

8.- Lo intenté y no dio resultados

La frustración cuando un primer – o segundo – tratamiento no funciona es tan grande, que muchos padres se desaniman y no quieren más ni hablar del asunto.

Sin embargo, varios factores pueden estar por detrás de esa falla:

8.1.- El medicamento no era el adecuado

El medicamento [por más cuidadosa que haya sido la elección] no era adecuado al perfil del niño.

Todo el mundo gustaría de acertar en la primera vez.

Sin embargo, a veces, eso no acontece, más, la simple constatación de que un determinado medicamento no dio resultado. Ya es una información que puede ser útil para entender el funcionamiento de aquel paciente y planificar una nueva medicación.

8.2.- La dosis recomendad no fue lo suficiente

Las personas pueden presentar mejoras con dosis variables de un mismo medicamento, algunas más bajas, otras más altas.

Entonces, de modo general, comenzamos con dosis bajas y vamos subiendo gradualmente. Es un proceso que demanda paciencia y persistencia de la familia.

Por increíble que parezca, debido a su metabolismo, los niños pueden necesitar dosis más altas que adultos con ciertos medicamentos.

No pasar por ese proceso puede hacer con que la gente desista de un fármaco sin saber que dicho medicamento podría ser eficaz en una dosis más elevada.

8.3.- Efectos colaterales significativos

En el caso, de que los efectos colaterales son significativos, aun después de realizar ajustes en su dosificación.

En ese caso no hay nada a discutir, tiene que suspenderse el mismo y procurar otra alternativa.

8.4.- La familia no medicó adecuadamente al niño con TEA

Esto sucede cuando el remedio no es dado regularmente, en la hora, en la dosis o en la manera correcta.

Existen ejemplos, en que los padres separados que no entraban en acuerdo en lo relacionado a la medicación y el niño tomaba aquella medicina solo cuando estaba en casa de uno de ellos.

Más una vez, vemos lo importante que es la relación de confianza entre nuestra pareja, la familia y el médico de nuestro nene con tea.

9.- ¿El niño con TEA que inicia un tratamiento, tendrá que medicarse toda la vida?

De modo general, no.

Como ya mencionamos, algunos medicamentos son usados con fines específicos para determinadas fases de la vida.

Por otro lado, en algunos casos, como el control de convulsiones, por ejemplo, puede que sea necesario tomar aquellos medicamentos por la vida entera.

Siempre considerando esa relación fundamental de riesgo-beneficio.

10.- Escuche decir que están desenvolviendo nuevas medicinas

Siempre, la ciencia no para, cuanto más se descubre al respecto de las bases moleculares y genéticas de cualquier enfermedad, se pueden explorar más caminos para tratar una determinada enfermedad.

Esperamos que el futuro próximo traiga medicamentos mejores y seguros.

Solo queda una alerta: antes de ser liberadas para su uso, todas las sustancias necesitan pasar por fases de estudios importantes, para poder conocer sus características acertadamente.

Entonces, mucho cuidado en usar precipitadamente una medicación aun no comprobada.

Si deciden intentar, que tengan un acompañamiento cuidadoso por parte del médico de su niño autista.

Consideraciones

Entre los críticos al uso de medicamentos en personas autistas esta Ari Ne’eman, presidente de la Red de Autodefensa Autista.

El argumenta que los medicamentos utilizados para tratar el TEA actúan como una “camisa de fuerza química” y no tienen un fin terapéutico.

Ne’eman ve los medicamentos como barreras para los tratamientos más adecuados, como la comunicación e intervenciones educacionales los cuales son mecanismos mucho más significativos y adecuados para enfrentar los desafíos comportamentales de las personas con TEA.

Ya que estamos en el asunto, coloquemos el otro lado de la cuestión.

Para algunos casos, el tratamiento medicamentoso puede ser un divisor de aguas.

La mejoría del desenvolvimiento en general y la calidad de vida pueden ser significativas.

En esos casos, la decisión de no medicar – o sea de privar al niño autista la oportunidad de experimentar alguna mejoría – puede ser perjudicial.

Mi buena amiga/o, por favor, no olvides compartir este post en tus redes sociales.

Fuente:

Raquel Guimarães Del Monde, pediatra e psiquiatra infantil. O uso de medicação no TEA.

Want to get more content like this for free?

Sign up to receive our content by email.

Email registered successfully
Oops! Invalid email, please check if the email is correct.

Say what's in your mind